La Casa Infinita: Un oasis en el corazón Londres

“La Casa Infinita es el resultado de un trabajo de mucho amor. No fue fácil ni agradable, pero, en fin, estamos muy contentos con el resultado final”, así la presenta su propietario, un diseñador premiado a nivel internacional, que prefiere guardar el anonimato para preservar su vida privada.

‘Infinity House’, en inglés, es un proyecto que se realizó a largo de doce años y que él ha llevado adelante con su esposa y con el apoyo del estudio de arquitectura londinense Spaced Out de James Engel. La casa en la que vive la pareja con sus cuatro hijos desde el año 2004 tiene una superficie de 517 metros cuadrados.

No es fácil reconocerla desde fuera. La apariencia modesta de la fachada es típica de las casas georgianas de mediados del siglo XIX. ¡Eso no ha cambiado desde hace 300 años! Y por dentro, realizamos obras de renovación que consistieron en retocar el conjunto que estaba muy anticuado.


© Living it

“Lo primero que hicimos fue remodelar la parte antigua de la casa recomponiendo los detalles históricos. Por ejemplo, sustituimos los radiadores modernos por otros de hierro fundido, tan pesados que hacía falta cuatro personas para moverlos”, recuerda el diseñador.

La Casa Infinita se divide en dos partes. La parte histórica está del lado de la calle. Se trata de un edificio protegido, construido verticalmente. Tiene cinco plantas con cinco baños y seis dormitorios. La parte moderna se encuentra en la zona interior, es una extensión muy amplia y luminosa, con una cocina americana, piscina cubierta y una sala de cine, y todo ello funciona con tecnologías inteligentes.

“Estábamos ligeramente obsesionados. El diseño debía ser perfecto. No quisimos dejar ningún punto muerto.”

De uno y otro lado, las obras fueron sumamente delicadas y requirieron numerosas autorizaciones de todo tipo.

Los listones del parquet fueron retirados para volverlos a pegar más unidos, el cristal toca directamente el ladrillo viejo”.

La casa requirió infinitas remodelaciones y aún hoy, les da mucho trabajo a sus dueños.

Ellos dos se conocieron en el Royal College of Art de los años 90. Muy pronto empezaron a trabajar juntos al acabar la carrera. Sus trabajos son muy variados, se dedican a ilustrar libros de arte, pintan carteles, cuadros… Pueden ver algunos ejemplos de sus cuadros colgados en las paredes en este vídeo 360º.


© Living it

El arquitecto James Engel eligió el nombre de Casa Infinita por la sensación de calma que produce el ventanal del techo y las múltiples superficies reflectantes que hay por todo el edificio. Esa sensación de infinitud la tienes sobre todo cuando te pones de pie en el piso que tiene el techo y el suelo de cristal. Estás en un espacio moderno. Arriba ves los edificios de los alrededores, y entra la luz del cielo gris de Londres. Abajo tienes la piscina. Los paneles de vidrio pueden empañarse, para dar más o menos privacidad…


© Living it

“Esta zona de la casa que me hace feliz. Me encanta escuchar el sonido de la lluvia que cae sobre el vidrio y ver nuestro árbol de cerezo cuando está en flor”, dice el señor de la casa, al terminar la visita. Y concluye: “Es un oasis en el corazón Londres”.

Veamos tres ideas de diseño de la Casa Infinita

Étagères Vitsoe par Dieter Rams

“Dieter Rams diseñó estas estanterías en la década de 1960, y hasta hoy siguen siendo extremadamente populares entre los diseñadores. Se trata de un sistema de estanterías ampliable que se pueden montar en la pared o no. Decidimos elegir la segunda opción para poder esconder las cortinas detrás.”

Sofas Jean-Paul Gautier pour Roche-Bobois

Para nuestra sala de cine, mi esposa eligió el icónico sofá componible Mah Jong de Hans Hopfer, tapizados con telas de Jean-Paul Gautier para Roche Bobois. Al principio, la idea no me convencía mucho, pero después reconocí nuestro propio estilo. Es un lugar comodísimo. Todo el mundo me lo dice. A la gente le encanta.

La cocina Boffi, El techo de cristal PrivaLite

Desde el principio teníamos claro que queríamos una cocina lujosa y minimalista, por lo que Boffi se impuso como una opción obvia. Crear nuestra propia cocina personalizada era una inversión que queríamos hacer.”

La Casa Infinita puede ser suya. Está a la venta a un precio de casi 8 millones de euros (6,999,950 libras esterlinas) vía United Kingdom Sotheby’s International Realty.

Más de travel

Ver más